Pequeña oficina

Cualquier espacio, por pequeño que sea, puede convertirse en algo mágico. Cuando decidimos diseñar una habitación con pocos metros cuadrados y transformarla en una oficina sabíamos que estábamos ante un desafío. Queríamos algo especial y único, un diseño que fuera divertido y muy flexible. En esta pequeña oficina encontramos fragmentos de diferentes estilos demostrando que cualquier idea o diseño que tengas en mente se puede hacer real.

despacho pequeño
oficina
Imagen en 3D

Creamos un diseño con carácter. Pintamos una pared de azul oscuro que contrasta con las otras tres que están en blanco. El cliente quería un despacho con carácter por lo que añadimos toques de colores por todo el espacio, haciendo un diseño arriesgado y divertido. Naranja, rojo, amarillo y dorado fueron los colores secundarios. 

habitación colorida
mesa oficina

¿Qué os parece este proyecto? Sin un estilo definido se puede observar la personalidad del cliente, ¡de eso se trataba! Tener un espacio que te represente y donde te sientas cómodo para poder trabajar.